in

Los retos de la salud, ante la cuarta ola del covid -19

El tema de actualidad es sin duda la salud, ya que miles y miles de mexicanos diariamente nos estamos contagiando de las dos variantes del Covid-19, enfermedad que si bien, algunos políticos y hasta médicos dicen que ya no es tan peligrosa, la realidad nos muestra que cada día hay más infectados de las  variante Omega y  Omicron, y aunque no están saturando las clínicas hospitalarias del país, si están paralizando las actividades diarias de miles de mexicanos, que tienen que guardar por lo menos 7 días de aislamiento, aunque hay casos donde los pacientes necesitan ser hospitalizados.

Esta situación debe alertar, no sólo a las autoridades federales y estatales, sino a la propia sociedad que ha ido relajando las medidas que el sector salud recomienda para detener esta cuarta ola de la pandemia del Covid-19, lo lamentable es que en aras de recuperar la economía del país y de los estados, las autoridades utilizan un doble lenguaje, ya que por un lado difunden una serie de restricciones para que la gente respete el uso del cubrebocas, el lavado de manos permanente, uso de gel y la sana distancia, y por otro lado las autoridades federales, estatales y municipales realizan eventos masivos en el mes de diciembre, principalmente con tintes políticos, como fueron las grandes concentraciones en el zócalo de la ciudad de México, las viñas navideñas y una serie de eventos donde se concentraban miles de personas sin ninguna medida sanitaria, lo que importaba, eran las ganancias económicas, y la salud fue dejada en segundo término, sabiendo ya, que la nueva variante del Omicron, era más contagiosa.

Hoy, a quince días de una serie de actividades políticas y sociales, se quiere tapar el sol con un dedo, lo cual es difícil, ya que también la sociedad y las familias fueron actores importantes para que esta cuarta ola de la pandemia, este pegando con todo, si bien, en el discurso las gobiernos federal y estatales, dicen que las jornadas de vacunación están ayudando a detener la propagación de la epidemia, los números reales nos dicen que cada día aumentan  el número de infectados y  encamados, si bien, las muertes han disminuido, ya son varios hospitales tanto del sector público, como algunos hospitales particulares, que ya se están saturando de enfermos, por cierto, me llama la atención que en los discursos principalmente del Secretario de Salud Federal y del sub secretario el Dr. Gatell, toda la apuesta esta en las vacunas, pero no hay el nombre de  medicamentos que ayuden a la pronta recuperación de los pacientes, aunado a esto, está la escases de medicamentos en el sector salud, llámese ISSSTE, IMSSS o SESA, donde sólo manejan cuadros básicos de medicamentos, por lo que las familias de los enfermos tienen que desembolsar cientos o miles de pesos para comprar medicamentos que permitan la recuperación de quienes tienen la mala suerte de enfermarse de Civid -19.

Esto en el caso de las personas que están afiliadas a  algunas de las instituciones públicas del sector salud, pero hay miles o millones de mexicanos  que no tienen esta prestación médica y tienen que solventar particularmente  la compra de  medicamentos, y los gastos médicos, y con una crisis económica como la que estamos viviendo, donde  miles y miles  de personas están destinadas a morir o quedar endrogadas de por vida, ya que los precios de los medicamentos están  por las nubes, si bien ya vimos que no hay intocables para el COVID -19, ya que AMLO y varios gobernadores se han infectado, las condiciones y los cuidados son diferentes, del lado del poder hay todas las condiciones para que sólo sea una gripita, pero en el lado del pueblo hay pobreza y desesperación cuando uno o varios  miembros de la familia se enferman, ante esta realidad será importante que las políticas públicas que adopten tanto las autoridades federales, como estatales y municipales, deben contemplar no sólo  a quienes pueden acceder a un servicio público de salud, sino a  quienes son desempleados o a los  millones de  personas  que para sobrevivir tiene que trabajar  sin recibir ninguna prestación social .

Por cierto, un sector donde más están pegando los contagios, es el educativo, por lo que la gobernadora y su gabinete de salud, deben valorar hasta donde es necesario seguir exponiendo a niños, jóvenes, padres de familia y maestros, si bien la educación es una prioridad, la salud es una exigencia, que si se descuida puede traer divisiones y pagos de factura al futuro.

Para terminar mis comentarios, quiero expresar mi apoyo al periodista Roberto Nava, quien ha sido amenazado en diferentes ocasiones por realizar su trabajo periodístico, lo que deja al descubierto que la Libertad de Expresión, en muchas ocasiones es  sólo: discurso hueco, de políticos y funcionarios de los Derechos Humanos, ojalá se realice una investigación seria, al disque funcionario de la Secretaria del Medio Ambiente, que amenazó y hostigó a nuestro amigo  periodista, basta ya de intimidaciones, amenazas y muertes de comunicadores.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading…

0

Remitió ejecutivo local al Legislativo iniciativa preferente para reformar la ley orgánica de la administración pública del Estado de Tlaxcala

Ex regidor defraudador presume pasquines de MORENA