in

Aciertos y desaciertos en el nuevo gobierno de LCC

En la primera semana de gobierno de Lorena Cuellar Cisneros, se empiezan a notar cambios, aciertos y desaciertos, lo que ha creado una incertidumbre y algunos buenos comentarios en los diferentes sectores de la sociedad tlaxcalteca, si bien, el dicho popular reza “que no se nace sabiendo”, el sismo del pasado 7 de septiembre puso a prueba a los nuevos funcionarios públicos, quienes reprobaron la primera prueba, ya que debió existir alguien que tuviera la iniciativa de informar en qué condiciones se encontraba el estado, después del movimiento telúrico, ya que supuestamente el gabinete gubernamental, está formado por los mejores hombres y mujeres con perfiles de conocer el terreno que pisan, pero la lectura fue de lentitud y desconocimiento, esto a pesar de que  existió el tiempo necesario para qué quienes fueron palomeados, se  capacitaran  o hayan  recibido   cursos de las tareas que deberían desempeñar, ¿Por qué digo esto? porque el  sismo del pasado 7 de septiembre fue una prueba que no aprobaron, ni la Ejecutivo Estatal, ni su Coordinación de Comunicación Social, y mucho menos el titular de Protección Civil, ya que se tardaron eternidades para dar información y dar  un posicionamiento sobre daños o simplemente en decir que Tlaxcala estaba de pie,  pero no fue así, fue  la primera experiencia nada grata para un gobierno con grandes expectativas.

Otro aspecto que ha llamado la atención de la ciudadanía Tlaxcalteca, son las formas en cómo están despidiendo a funcionarios, personal de confianza y honorarios de las diferentes dependencias, si bien estos trabajadores saben que cada gobierno que llega, trae un sinnúmero de compromisos, y es  por ello que deben haber  cambios,  también es cierto que  los nuevos gobiernos deben ser respetuosos de los derechos humanos, y no deben ser prepotentes y altaneros a la hora de hacer los cambios, dice el dicho “que lo cortés, no quita lo valiente”, esto en relación a que varios ex trabajadores del gobierno del estado y de varios municipios, han denunciado que han sido hasta cierto punto humillados por quienes ahora son nuevos funcionarios, como según dicen pasó en el SEDIF estatal, donde la hija de la gobernadora con aires de autoritarismo y prepotencia, despidió a docenas de trabajadores, esto de ser cierto, sería un mal precedente, ya que la familia Cisneros, se ha distinguido por ser respetuosos y amables con los tlaxcaltecas, una cosa es la contienda electoral y otra es gobernar para todos los sectores de la sociedad, y la vida es la rueda de la fortuna.

Otro especto que ha sido negativo para el nuevo gobierno, es el manejo de la Secretaria de Salud y el de la Secretaria de Educación Pública, donde los dos titulares no dan una, en el caso de SESA, el manejo de la pandemia se le está saliendo de las manos, al Poblano Rigoberto Zamudio Meneses, quien ha implemento medidas más restrictivas para contener el virus, y casi nadie le hace caso, los comercios no aplican las medidas sanitarias, los bares y centros de venta de alcohol no cierran y mucho menos respetan los horarios, se ve que  la COEPRIST, es de adorno, y lo más peligroso fue que la semana pasada el flamante  Secretario de Salud, anunció la cancelación del programa preventivo TRN 4, el cual había sido un apoyo para miles de Tlaxcaltecas, que sufrimos el Covid-19, pero el  Secretario no dio alterativas para suplir el tratamiento, esto sin contar el desabasto de medicamentos, y una serie de problemas administrativos que hay en SESA, se avecinan tiempos difíciles para este sector.

En cuanto a educación, se ve que Homero Meneses, tiene que trabajar con quien le mandan, no con personal que él  conozca, y que tenga experiencia en este importante sector, hoy algunos nombramientos que simple y sencillamente fueron pagos de facturas, ya que desconocen qué es la SEPE-USET,  como es el caso de Educación Especial, del área estatal, donde llego una total desconocida para el magisterio estatal, de ahí que los maestros ya giraron sendos documentos que piden la salida de la persona que no conoce la problemática de los maestros de educación especial de SEPE, otro caso son los eventos que organiza la SEPE-USET, son de  una total desorganización y así, se pueden enumerar muchos problemas que ya se ventilan, ya que la gobernadora o el Secretario de Educación,  está olvidando a los sindicatos del SNTE, aun cuando estas organizaciones sindicales se la jugaron abiertamente con la hoy gobernadora de la 4T.

Aunque también hay que señalar aciertos, y un gran acierto de la gobernadora Lorena Cuellar, es tener contacto directo con la ciudadanía, ya que  desde el primer día de su gestión, la inquilina de palacio de gobierno se ha distinguido por hacer recorridos por diferentes municipios del estado, hospitales y algunos lugares públicos,  lo que habla de que Tlaxcala no tendrá una gobernadora de escritorio, que su gestión gubernamental será de contacto directo, muy diferente a la que realizo el ex gobernador Marco Mena.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

El Ayuntamiento de Chiautempan aprueba reparto de comisiones

Gobernadora Cuéllar encabezó CLXXIV aniversario de la gesta heroica de los niños héroes de Chapultepec