in

Me enojaMe enoja TristeTriste JajajaJajaja Me encantaMe encanta Wow!Wow! WTFWTF

Ábrase paso a la nueva dinastía Cuéllar Cisneros

No fue como lo había soñado, pero logró su meta, ser la segunda Gobernadora del Estado y la tercera de su familia. No fue por el Partido Revolucionario Institucional como había sido su anhelo de juventud, aunque escaló numerosas posiciones que la fueron acercando a su meta. Tampoco fue en su primer intento, porque desobedeció a su hacedor de sueños y éste la castigó, arrastrándola a la segunda contienda que, por fin, la llevó a ser la mujer más votada de las 15 gubernaturas que se disputaron en la campaña electoral 2021.

No fue con el apoyo de la familia, pues el patriarca que tuvo que brindar el impulso y el respaldo se lo negó y la hermana que nunca tuvo que tomar las riendas de la estructura lo hizo, lo que le provocó un descalabro electoral en el 2016 que le hizo replantear su estrategia personal y política.

A los casi 60 años de vida y 40 de trayectoria política, logró lo que su propia familia dudó fuera a concretarse. El tío, quien, por derecho de sangre, intentó en 1998 hacerse del gobierno de Tlaxcala y fracasó, desestimó la capacidad de su propia sobrina y jugó con cartas marcadas en el proceso electoral 2016, beneficiando así, al hermano de su sobrino político y desdeñó a su propia sangre.

La lógica del entonces patriarca de la familia era: si hay que detentar el poder en otra persona que no sea yo, entonces tendrá que ser en un hombre a quien yo mismo designe. Y así fue, le arrebató a la actual matriarca de la dinastía Cuéllar, por 4 años 8 meses, “ese sueño que tuvo desde niña” de ser Gobernadora de Tlaxcala.

Pero nunca se dio por vencida. Ella, después de la estrepitosa caída, tuvo que aguantar el embate, ponerse sola de pie, limpiarse las lágrimas de los ojos, sacudirse la ropa; tomar aire para aclarar el juicio, tragarse sus rencores, romper de un tajo con el pasado y continuar por el trayecto ya marcado hacia la primera magistratura local. 

Pidió perdón por su arrebato emocional al tabasqueño que le había quitado sus afectos y la veía con recelo desde su púlpito de Palacio Nacional; se resintió, justa o injustamente, con quienes le abrieron las puertas en la izquierda tlaxcalteca; señaló, en corto, las traiciones familiares y aprendió a no involucrar a otros miembros de la familia en las decisiones político-electorales, aunque no del todo, porque estuvieron tras bambalinas, durante la reciente campaña, el esposo y su hermana, opinando y tomando decisiones, aun contra su deseo manifiesto. 

Todo lo anterior, se dice fácil hacerlo, pero requirió de un gran sacrificio que a la postre valdría la pena. Se enfrentó a sus demonios internos, luchó contra su propia conciencia y pactó hasta con el mismísimo diablo para sacar fuerzas y lograr su cometido.

Por eso al verla en la tribuna del Honorable Congreso del Estado, enfundada en su vestido negro y guinda, con el brazo derecho extendido hacía el horizonte, con una mirada cristalina y llena de emoción, haciendo el juramento solemne, ante familiares y amigos y la clase política nacional y local, pensé: cuántas veces pasó por su mente esta escena; cuánto ha pasado para llegar a cumplir su sueño. No fue fácil. Enhorabuena por ella, y ojalá, no solo por su familia, sino también por todos nosotros, los que creen y los que no creímos en ella. Y si así no lo hiciere que el Estado se lo demande.

En fin. No sabe Usted amable lector, cuántas ganas tengo de que me tape el hocico y no con intimidación y amenazas, como lo estilan desde el poder, no; sino con buenas acciones en favor de este pueblo que depositó su confianza en ella y en su proyecto de gobierno. Tiempo al tiempo.        

*****

Y ella juró cumplir y hacer cumplir las leyes.

No sé Usted amable lector, pero yo estaba a punto de creerle a la Gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros, sino fue porque de inmediato recordé sus últimos tropiezos políticos, que no son otra cosa que errores y pifias, que nada bueno auguran en los albores de su administración.

Asuntos que sí tiene sensibilidad, voluntad política y las ganas, podría deshacer esos entuertos que se adjudicó recientemente y que cargará innecesariamente sobre sus espaldas con los costos que habrán de implicar para ella, en algunos casos, y para nosotros, en los demás.

Al menos en el caso del yerno, Antonio Flores Sánchez, para ser nombrado Notario Público, podría haber un desistimiento de la pretensión, pues, aunque aleguen que fue propuesta del exgobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, como ofrenda de paz y armonía, nadie se la compra ni mucho menos se la cree.

En el caso de su cuñado Raymundo Vázquez Conchas, con la Primera Regiduría del Ayuntamiento de Tlaxcala y la cuñada de éste, Jakqueline Ordóñez Brasdefer, como presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y el de su otro cuñado Fabricio Mena Rodríguez, como Diputado local por el Partido Revolucionario Institucional, pues poco se puede hacer, porque dos de ellos fueron electos y la otra nombrada por su Congreso que recién salió, cuyos miembros, por cierto, ahora forman parte del Gabinete Legal y Ampliado. 

Pero eso no es todo, no. La cereza del pastel, son los nombramientos del director de seguridad, Guadalupe Ballesteros Arellano, expolicía que fue detenido en el 2011 y estuvo preso por un año y medio acusado por la presunta comisión del delito de robo; y del secretario de Seguridad Ciudadana, en la persona de Alfredo Álvarez Valenzuela, sujeto ligado a la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014. ¡Chanfle!, como dijera Don Ramón, papá de la entrañable Chilindrina, la original, claro está: “Ya valimos Barriga, Señor madre”. Saque usted sus propias conclusiones estimado amigo y amable lector.

Todavía está a tiempo de replantearse los nombramientos y de recular antes de que esto empiece y vaya mal. Y si no, pues al rato que no se queje y se hagan la sorprendida. ¿Apoco no?.

*****

Más que una burla, fue una “mentada de madre”.

Así calificó José Domingo Meneses Rodríguez, líder en Tlaxcala de la Coordinadora Nacional de la Sociedad Civil (Conaso), la presentación del Gabinete Legal y Ampliado de la Gobernadora del estado Lorena Cuéllar Cisneros, tras asegurar que está conformado por personajes corruptos.

Sí, el abogado y luchador social, quien tiene denunciados a los integrantes de la pasada Legislatura local, ante la Fiscalía General de la República y la Unidad de Inteligencia Financiera, la Procuraduría General de Justicia del Estado y el Sistema Estatal Anticorrupción, por presuntos hechos constitutivos de delitos, entre ellos, por el manejo discrecional de poco más de Mil 400 millones de pesos del fondo moches y el reparto de plazas laborales para familiares, conocidos y amigos.

Sabiendo que, con esa maniobra política, la 4T los pretende inmunizar de la acción de la justicia, ya le solicitó a la Gobernadora que se agilicen las carpetas de investigación que existen en contra de los exdiputados, hoy funcionarios del Gabinete, para vincularlos a proceso, además de que instruya al Sistema Estatal Anticorrupción para que investigue los hechos que se les imputan cuando se desempeñaron como representantes populares en el Congreso.

Entre los exdiputados denunciados que son ya funcionarios estatales, se encuentran; Michaelle Brito Vázquez, titular del SEPUEDE; Miguel Piedras Díaz, director del ITIFE; María del Rayo Netzahuatl Ilhuicatzi, directora del Centro Cultural La Libertad en Apizaco y Víctor Castro López, rector de la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPT) región Poniente. 

Además, de la exdiputada Mayra Vázquez Velázquez, quien a pesar de que existen varios procesos en su contra por haber pedido moches a alcaldes fue premiada con la titularidad del COSSIES, y Ana Bertha Mastranzo Corona, quien fue designada en el COESPO.

Hagan sus apuestas señoras y señores, pero el manto de la impunidad se cierne sobre los hombros de los exdiputados apóstoles de MORENA. Y sino me cree al tiempo se verá. 

*****

En la pira…

Los bailes de Santa Ana, al estilo de los sonideros.

En Santa Ana Chiautempan, le siguen pegando una buena bailada al nuevo Alcalde, Don Gustavo Jiménez Romero, pues además de la que le puso Héctor Domínguez Rugerio en la entrega recepción, su propio equipo encabezado por su hijo Juan Carlos, le da unas vueltas mareadoras, con al menos tres direcciones para una sola familia; bueno, en realidad dos direcciones, porque con la otra, se logró una permuta para que fuera asesoría externa; eso sí, bien pagada.    

Por cierto, que inició su gestión medio incumpliendo su palabra empeñada de no pararse por la presidencia por considerarla indigna para la función administrativa; y a cambio ofreció, habilitar el auditorio municipal como oficinas del Ayuntamiento para la atención de la ciudadanía y la seguridad de los burócratas que arriesgan su vida todos los días en ese inmueble.  

¿Qué pasó Don Gus?, a mí se me hace que puras habas. Y qué, lo mismo le va a pasar cuando tenga que fincarle responsabilidades a su antecesor, se va a justificar diciendo: que no le dejó nada de expedientes, ni un solo rastro de las fechorías cometidas. Obvio, se le acusa de muchas cosas aquél, pero no de pen…jo.

Qué no me cree, entonces, dígame sí la camioneta que traía el carnicero para su uso personal y que estaba dentro del inventario de Obras Públicas, ¿no se la quedó? junto con una motoconformadora, argumentando que estaba dentro de los bienes embargados al municipio por un laudo laboral de 2.6 millones de pesos.

Qué me dice, del terreno que compró el Ayuntamiento esa misma semana por un monto de 4.5 millones de pesos que salió de los recursos del Patronato Antonio Díaz Varela para dejarle en plena sequía su inicio de gestión. Y qué tal, esa jugada maestra, unas horas antes de que concluyera su administración, el carnicero, no le realizó un cabildo disfrazado de convite, en sede extraoficial, para reasignar el presupuesto, y después, llegar a las 00:00 horas hasta la cola del avión, para oficializar la entrega recepción de la presidencia.

Lejos de los buenos ritmos de cumbia, si esto fuera una analogía deportiva y específicamente de box, en este primer round, las tarjetas de Don Eduardo Lamazón de Soto, más conocido como: Don Lama, LamaLamita, seguramente dirían: 10 puntos para Héctor Domínguez Rugerio; 9 puntos para Don Gustavo Jiménez Romero. Parece que el nuevo Alcalde no trae buena esquina o lo están dejando solo, mi champs.

*****

Le recuerdo amable lector que pongo a su disposición el correo electrónico entercerainstancia@gmail.com para recibir sus denuncias, quejas, dudas, sugerencias y comentarios. Hasta la próxima…

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Promotor de la 4T logra direcciones, hasta para hij@s

Tarde pero reacciona SECTE, entrega a conductores del transporte público kits de protección