in

Cambio de estafeta

Con el cambio de la estafeta que Marco Antonio Mena entregará la próxima semana a la gobernadora electa Lorena Cuéllar se escribirá un nuevo episodio en las páginas de la historia política de Tlaxcala.

En medio de la tercera ola provocada por el virus SAR-COV 2 y sus variantes que se expandieron por el mundo el año pasado, la nieta del ex Gobernador Crisanto Cuéllar Abaroa será la responsable de mejorar las condiciones de vida de las familias tlaxcaltecas para los siguientes seis años.

El reto de gobernar no es fácil pero no imposible si la nueva administración aplica las estrategias idóneas para garantizar paz social, seguridad, salud, empleo, educación, inversión, obra pública, transporte, agua potable y vivienda digna.

Lorena Cuéllar no puede equivocar el camino y mucho menos culpar de lo hecho en el pasado como lo evidenció el ex Mandatario Mariano González Zarur que siempre culpó a su antecesor Héctor I. Ortiz de todo lo malo.

Lo más conveniente es que desde el primer día de su mandato se vea a una gobernadora fuerte, contundente, decisiva y que gobernará para todos sin distinciones, que su gobierno será conciliador, plural, incluyente, honesto, sin demagogias y mentiras.

Si ocurre lo contrario Tlaxcala y sus municipios corren el riesgo de quedar estancados en el rezago, sin opciones de bienestar y desarrollo; para evitar lo peor, la próxima gobernadora está obligada a rodearse de mujeres y hombres inteligentes y capaces de ayudarla a resolver cualquier complicación que se presente en su sexenio, porque improvisar o realizar nombramientos bajo presión o por compromisos de campaña no será lo más conveniente para el futuro del estado, por lo tanto, aún es tiempo de corregir, analizar o cambiar de opinión con  respecto a la primera lista de nuevos funcionarios que se filtró.

Por su lado, Marco Mena, luego de entregar la estafeta sale por la puerta grande con resultados favorables en desarrollo económico, obra pública y con estadísticas positivas por su gestión como mandatario, pero no todo es miel sobre hojuelas, los priístas le exigirán cuentas sobre su actuar en las pasadas elecciones, y es que se habla de una supuesta deslealtad a sus principios partidistas. El tiempo acomoda a todos en su lugar.  Ya se verá.

Bombazos…

No enteramos que la gobernadora electa Lorena Cuéllar se reunió en privado con Marco Mena en donde todo indica trataron temas relacionados con la entrega-recepción gubernamental, el estatus de las obras inconclusas como la del hospital general  y los tramos carreteros, iniciativas de ley pendientes, presupuesto estatal, nóminas, recaudación de impuestos, denuncias y todo lo relacionado con la estabilidad política y social de la entidad, además de los parabienes entre ambos. Que tal.

Artillería Pesada…

La diputada federal panista Adriana Dávila Fernández va con toda la actitud, inteligencia y capacidad para dirigir el destino del PAN nacional, su intención es unificar a la militancia, sin miedo a enfrentar la verdad del país, además de generar las condiciones para convertirse en una oposición determinante y exigente ante las malas decisiones del actual gobierno en el poder. 

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.  

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

La presidenta de la CEDH tilda de ignorantes a integrantes del IAIP

Alerta en Tlaxcala por Covid-19, reporta SESA 137 contagios en un dia