in

Me enojaMe enoja TristeTriste JajajaJajaja Me encantaMe encanta Wow!Wow! WTFWTF

Lorena, entre el llamado de la sangre y las locuras del emperador

Un mes y días separan a la gobernadora electa Lorena Cuéllar Cisneros, de hacer sus sueños realidad. Ser la segunda mujer en la historia de nuestra entidad en asumir el cargo y la primera nieta de dos exgobernadores en lograrlo. Una verdadera hazaña, que trae aparejado un alto grado de complejidad.

¿Qué por qué lo digo?, se preguntará, pues porque no va a ser fácil emular los pasos de sus antecesores, que destacaron en los ámbitos político y cultural, tanto a nivel local como nacional, con luz propia, sin la necesidad de colgarse del prestigio ajeno, todo lo obtuvieron por méritos propios, o al menos así lo describen sus biógrafos y múltiples historiadores. Ahora, toca el turno a ella, a la nieta, honrar a sus ancestros haciendo un papel sobresaliente o echar por tierra dos historias de éxito. ¿Podrá con el reto que se le presenta?.

Yo, debo confesarlo, tengo mis dudas, pues se encuentra en una encrucijada, por un lado, los valores que seguramente le inculcaron dos priistas de cepa como lo fueron Joaquín Cisneros Molina y Crisanto Cuéllar Abaroa, mientras que, en contraposición, la lealtad ciega que le debe a su hacedor de sueños Andrés Manuel López Obrador, habrá de marcar su estilo de gobernar, sin uno propio. Dos ideologías diferentes, un verdadero choque de trenes, que la historia habrá de narrar. Son odiosas las comparaciones, lo sé; pero es natural que se hagan, cuando se presenta la oportunidad. Así es que, tiempo al tiempo.

Y para muestra un botón del facsímil de la 4T. Tan sólo el pasado viernes, en plena veda electoral, durante la visita que realizó Andrés Manuel López Obrador al municipio de Huamantla, nuestra gobernadora electa comprometió parte del presupuesto estatal para pensiones de personas con capacidades diferentes. Anuncio que no podría esperar pues la 4T viene con las alforjas llenas de dinero, aun cuando esto suponga que algunos servicios dejen de funcionar o de brindarse a toda la población. Recuerda Usted que pasó con las guarderías o estancias infantiles, con el Seguro Popular, con los medicamentos para niños con cáncer, con el Fondo Nacional de Desastres, etc, etc, etc.

Supongo que, a estas alturas de la vida, ya sabe Usted que habrá una reingeniería administrativa, es decir, fusionarán secretarías, desaparecerán algunas y crearán otras, como la de Bienestar estatal.

¿Una copia mal hecha de la 4T se replicará en el Estado?, la respuesta es, yo creo que sí. Porque fiel a las locuras del emperador de Palacio Nacional, nuestra próxima gobernadora ya dispuso, que la casa de gobierno, residencia oficial del titular del ejecutivo local en turno, será convertida en un museo, de qué, quién sabe, pero algo se le habrá de ocurrir al paso de los días. Hágame Usted el recab.. favor.

Eso quiere decir, que el Palacio de Gobierno de Tlaxcala, se convertirá también en la residencia oficial de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros. Ya me estoy imaginando que el Salón Rojo, sería convertido en la recamará principal; entonces, probablemente, la sede de la Secretaría de Gobierno sería cuarto de baño, donde se instalarán el jacuzzi, sauna, baño ruso o turco y un pequeño spa.

En esta distribución de espacios de la nueva residencia oficial, la oficina que actualmente ocupa la Secretaría de Turismo sería el nuevo recibidor; mientras que la Oficialía Mayor, sería la cocina; la Secretaría Particular, que seguramente usará Sarita, sería el salón comedor. La Dirección Jurídica, una pequeña biblioteca y Planeación y Finanzas, un guarda ropa.

Para vivir en la justa medianía, la cancha de tenis y la alberca, estarán ubicadas en zonas más privadas, fuera del alcance de los ojos curiosos de los neoliberales y periodistas oficialistas.

Como verá amable lector, ya anda muy acelerada nuestra próxima gobernadora, haciendo los cambios que requiere nuestro Estado; comprometiendo el presupuesto que aún no tiene; reestructurando la burocracia y hasta la Residencia Oficial, y con ello, el Palacio de Gobierno. Lo que mal empieza, mal acaba, reza un dicho popular.

*****

¡De lo que se va enterando uno!

Por cierto, que el próximo secretario de Gobierno, Sergio González Hernández, no necesita un espacio para despachar los asuntos en Palacio de Gobierno, pues al parecer él se siente muy a gusto haciéndolo desde cualquier cafetería, de las que se encuentran ubicadas en la periferia de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Ahí lo han visto reunirse, con actores políticos de medio pelo y poca monta, como lo es el secretario General en funciones de presidente del PAN en Tlaxcala, Miguel Ángel Polvo Rea, a quien, comentan, le agradeció todo su apoyo para lograr el Jaque Mate a la candidata de la coalición “Unidos por Tlaxcala”, Anabell Ávalos Zempoalteca a cambio de regresar a la esposa del exalcalde de Tlaltelulco como sierva de la nación a la Secretaría de Bienestar o cualquier chamba en la administración estatal. ¿Acaso vendió la causa por 30 monedas?. Algo que por cierto lo tiene sin cuidado, pues anda pregonando que él se va a la administración de Eduardo Rivera Pérez, a la presidencia municipal de Puebla. Será que Lalo Rivera puso un letrero de “se recibe cascajo”.

Qué pensarán de todo esto las Senadoras Minerva Hernández Ramos y Josefina Vázquez Mota, dos mujeres que le pusieron, además, de alma y corazón a la campaña, unos cuantos pesos de su bolsa; o la mismísima Aurora Aguilar Rodríguez, quien, siendo Diputada Federal, hizo incursionar a Miguel Ángel Polvo Rea como candidato y posteriormente como presidente municipal de La Magdalena Tlaltelulco. Luego les platico como es que le pusieron alas al alacrán, quiénes, cómo y cuándo sucedió, porque esa historia la conozco a detalle.

*****

Yo ya no me pertenezco, yo soy de Ustedes

Retomo la frase de Hugo Chávez, expresidente de Venezuela, hoy utilizada por Andrés Manuel López Obrador, para empezar mi disculpa por haberlos abandonado una semana. Pero en mi defensa diré, que me tomé unas inmerecidas pero muy necesarias vacaciones, que me sirvieron para despejar un poco la mente y poderme entregar a Ustedes, como cada lunes desde hace poco más de tres meses.

Hecha la aclaración y ofrecidas las disculpas, me acuso, de que sin invitación me colé a una comida que ofreció la gobernadora electa a directivos de medios de información, en las instalaciones de la escuela Guillermo Valle, propiedad de la familia Cuéllar Cisneros, una de las más exclusivas de Tlaxcala, pues para ser aceptado como alumno, los padres tienen que ser recomendados por otros como si de avales se tratara; o sea, puro sangre azul, ni más ni menos.

Me registré en la puerta de acceso como director general del periódico digital el “Hocicón 43”, pero fui descubierto y me acreditaron por Ahora Infórmate, lo que estuvo bien, porque yo acompañaba a mi compadre Roberto Nava Briones, quien es propietario de este. Nos franquearon el paso y seguimos de frente hasta encontrar una lona que albergaba mesas dispuestas para cientos de comensales, tan cerca unas de otras, que apenas dejaban paso para los meseros e invitados. ¿Cuál sana distancia?.

Empezábamos a reconocer el lugar, cuando nos salió al paso la próxima secretaria particular del próximo secretario de Gobierno de la próxima administración, quien nos condujo a nuestros asientos, no sin antes intercambiar algunas frases irónicas entre risas socarronas de unos y otra, como si se tratara de amigos, qué ahora ya no sé si lo somos.

Yo estaba encantado de saludar a muchos amigos periodistas, compañeros de muchas batallas, pero siempre a la expectativa, pues sentía que en cualquier momento el equipo de seguridad iba a descubrirme y a sacarme del lugar, por haberme colado a una fiesta sin invitación.

Pero quise estar ahí, no por el abrazo y la foto con mi amiga la licenciada Lorena Cuéllar Cisneros, no. Tampoco por la paella que se ofreció, acompañadas de unas chelas de a cuartito, por cierto, alguna de las paellas sin azafrán y sin algunos de los ingredientes tradicionales; nada que ver con las que prepara su tío don Joaquín Cisneros Fernández, a quien por cierto no vi en el evento, pero sí a toda la demás familia.

Yo quise estar ahí, porque quería conocer su línea discursiva y su programa de comunicación social. ¿Qué revelaría la ciudadana gobernadora? ¿qué anuncios haría? Recordaría en su discurso que su abuelo Crisanto Cuéllar Abaroa, fue fundador del periódico El Noticiero en 1925, editor de Tlaxcala Cultural y director de Vanguardia en 1926; Así es Tlaxcala en 1937, Unificación en 1939, El Baluarte en 1945, El Institucional en 1946 y el Regional en 1951 y de otros tantos más.

Pensé que, en memoria de su ancestro, ofrecería de corazón apertura sin privilegios y respeto a la crítica de los comunicadores tlaxcaltecas. Y aunque sí lo hizo, fue entre dientes, o lo leyó mal, como es su costumbre, pues su discurso se enfocó más en la alerta de género para Tlaxcala; en señalar que fue la mujer más votada en la pasada elección y en tratar de demostrar al subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población del gobierno federal Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez, su amplia convocatoria de medios.

En fin, así transcurrió la tarde. Mesa por mesa fue saludando, hasta faltarle las dos últimas hileras, en las que se quedaron esperando algunos comunicadores y amigos, quienes ya no tuvieron la fortuna de saludar a la anfitriona, que de repente se esfumó entre una multitud de subalternos y buscadores de empleo. Así es que, me jugué el prestigio por nada bueno y nada nuevo. Pero eso sí, cuantas veces me dejen, me infiltraré para traerles un poco de información de los magnos eventos.

*****

En la pira.

La visita de López Obrador.

¿Alguien sabe a qué vino el inquilino de Palacio Nacional? Será, que a despedir a Marco Antonio Mena Rodríguez y a reconocer su lealtad y sus servicios a la 4T. “Allá te espero para premiar tus servicios mi gobernador, te lo ganaste a pulso”, le diría ya en corto el mesías a su discípulo. O mejor aún, sólo a violar la veda electoral impuesta por el INE para llevar a cabo su caprichosa consulta popular para enjuiciar a los malos actores políticos.

Lo único bueno, es que en esta ocasión ningún chofer del convoy del presidente de México atropelló a algún manifestante, como ocurrió en una visita anterior, en la que uno de los conductores dejó en la cinta asfáltica a un joven que quería manifestar alguna inconformidad a López Obrador. No me crean, pero ese joven al parecer era un servidor de la nación que pedía regresar a trabajar luego de ser despedido. Pues no que amor con amor se paga, mi estimado cabecita de algodón.

*****

Le recuerdo amable lector que pongo a su disposición el correo electrónico entercerainstancia@gmail.com para recibir sus denuncias, dudas, sugerencias y comentarios; pues como siempre lo he dicho, este espacio, es suyo y para Usted y, nada me sería más grato, que mantenerme en contacto permanente con Usted que me hace el favor de brindarme su atención. Hasta la próxima…

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Como aún no hay lana de por medio, ni sus luces de Diputad@s entrantes

Atiende PGJE a familiares de hombre que fue linchado en Ixtacuixtla